Permiso, hagan paso al Bonarda.

27/12/2016
Poco tiempo atrás, fue el turno de Catena Zapata en nuestra colección de “Historias Ilustradas” del vino argentino. Allí se podía apreciar cómo Nicola Catena, hace más de un siglo, marcaba el punto de partida para una bodega que hasta los días que corren continúa haciendo historia. Sin embargo, en tan breve relato de su riquísima trayectoria se ocultaba un amor… Historia Ilustrada Catena Zapata Se dice que “Una historia de Amor al Malbec”, tal como titulamos la historia de Catena Zapata, estaba correspondida por Domingo y Nicolás (hijo y nieto de Nicola); la historia de amor del fundador era con la bonarda. Es así que un siglo más tarde, la bodega homenajea ese vínculo con esta bellísima etiqueta: Nicola Catena Bonarda. El vino viene de una pequeña parcela del viñedo Finca La Vendimia, en la localidad de El Mirador. Dicen que las plantas, de casi tantas vendimias como la bodega, sorprendían en los últimos años por su carácter y originalidad. Los 18 meses de barrica francesa aportan estructura y equilibrio, lejos de entrometerse en la tipicidad de este ejemplar. Nicola Catena Bonarda La etiqueta es distinta. Evoca memorabilia, tiempos pasados, raíces y orígenes. Un estilo ‘viejomundista’, casi barroco, que homenajea el no tan conocido amor que el fundador de la bodega tenía por este varietal que supo otrora ser punta en Argentina, y hoy sopla cada vez más fuerte para regresar. Con apuestas como éstas, seguro que la variedad tendrá el camino más allanado. Se presentó en el mercado a cuenta gotas, como suele suceder con lanzamientos de bodegas de esta talla. Los $900.- que se piden a cambio por un ejemplar son, en nuestra opinión, más que razonables por lo que entrega. Complejidad, tipicidad, unicidad, historia. ¿Algo más? Hasta se llegó escuchar por los pasillos: “si dijese malbec en la etiqueta…” Felicitaciones para la bodega y los amantes del bonarda. ¡Vayan por más! PD: Por cierto, OBVIO que nosotros lo tenemos. Vengan de a uno. O en grupo, como quieran.