Un JA! en Vinexpo.

13/08/2015

Con la excusa de Vinexpo, realice un viaje inolvidable junto a 2 colegas, Guido Bilotta y Marcelo Figueredo.

IMG_2826Comenzamos por Milano, recorriendo diferentes zonas vitivinícolas de Italia y también de Francia, para terminar en Bordeaux. Esta ciudad portuaria del sudoeste de Francia, es patrimonio de la humanidad. Su nombre significa al borde del agua y se encuentra atravezada por el rio Garona y es la cuna de los grandes vinos franceses.

A pocos minutos de la ciudad, podes encontrarte con los Chateaux más importantes y conocidos del mundo. Razón por la cual, si sos un apasionado o profesional del vino y tienes la posibilidad de viajar, no podes quedar fuera de la próxima edición de Vinexpo, y hacerte de unos días para poder recorrer las calles y la rivera de esta gran ciudad.

Y también alejarte un poco y visitar las ciudades vecinas, que no solo son ciudades medievales con iglesias romanas y ruinas, sino que además es de donde provienen los grandes vinos sobre los que leímos y los que añoramos probar.

Personalmente, me encanto Saint Emillon, por nombrar uno, pero tienes la posibilidad de ir a Pomerol, Saint Estephe, Margoux, Sauternes, Medoc, entre otras.

En Bordeaux el pasado mes de Junio, entre los días 14 y 18 se realizó Vinexpo, la feria de vinos y bebidas espirituosas más grande del mundo, en la que participan todos los países productores de vinos del mundo, 42 en esta edición, con el fin de acercar sus productos al mercado de América del Norte y Asia.

IMG_2839

La feria se realiza en las afueras de Bordeaux, y desde el centro de la ciudad salen charters cada media hora.

Vinexpo está armada en 3 halls, 2 de ellos destinados a los expositores, una academy y un centro de conferencias del otro lado de una gigantesca laguna atravesada por una pasarela roja, característica de Vinexpo.

La feria es tan grande que no llegas a probar todos los vinos que te proponen. Para que te des una idea, hubo 2350 expositores y para poder probar de todo tenés a disposición carritos de golf con los cuales movilizarte de un lugar a otro.

Lo más recomendable es que tengas programado que es lo que te interesa probar o los países y regiones que quieras degustar. Además de los stands, algunos de ellos son increíbles y gigantes, tienes la academy, donde se programan diferentes tipos de actividades desde charlas y degustaciones guiadas hasta seminarios de temas específicos. En esta última edición, nuestra mejor sommelier de las Américas, Paz Levinson, dio cátedra sobre vinos de California a Patagonia.

Argentina, como país productor tiene presencia en la feria y es uno de los países buscados por el público. Gracias a Wines of Argentina que nuclea a varias de nuestras bodegas y al gran esfuerzo de las mismas, tenemos un espacio más que destacado dentro de Vinexpo.

25 bodegas IMG_2769argentinas entre las que se destacan, Catena Zapata, Zuccardi, Kaiken, Vicentin, Norton, Monteviejo, por nombrarte algunas y 250 etiquetas nacionales. En esta edición podías encontrar a 25 bodegas: Catena Zapata, Zuccardi, Kaiken, Vicentin, Norton, Monteviejo, por nombrarte algunas, y 250 etiquetas argentinas. Además tenemos a nuestros enólogos que no solo producen vino en nuestro país trabajan en bodegas francesas, como Marcelo Pelleriti en Chateaux Le Gay y Le Bon Pasteur o Leo Borsi en Vieux Telegraphe, entre otros

A diferencia de las ferias que estamos acostumbrados a participar en nuestro país, en cada stand tienes que presentarte y ellos te dedican el tiempo necesario para poder entender y discutir acerca de sus vinos.

No existe el aglomeramiento de personas tipo “The Walking Dead”, para poder conseguir una copa de vino, porque lo interesante es hablar, entender el vino y su filosofía, para poder después probarlo. En sus stands no hay promotoras, están los productores o los negociantes y quien mejor que ellos para que vos logres entender el espíritu de cada región o apelación.

Para culminar este primer aIMG_2664rtículo sobre Vinexpo (seguramente vendrá otro más) debo comentarte que como la feria dura todo el día, tienes diferentes restaurantes, food trucks y diferentes lugares dentro de Vinexpo para poder comer algo al paso, tomarte un café o tener un almuerzo formal.

Y como si todo esto fuera poco, y siempre la realidad supera la ficción, para ingresar a la feria no tenes que pagar ni comprar entrada, solo debes acreditarte en la página de Vinexpo y ser un profesional del vino, Vinexpo solo está abierto al público el último día de la feria.

Por Gastón Silva

banner-01